La Behobia - San Sebastián es más que una carrera. Es ante todo un sentimiento. Un sentimiento forjado durante más de 100 años en la ilusión, las sensaciones y el esfuerzo de muchos miles de atletas como tú, así como en la acogida de una tierra que entiende, valora y sabe disfrutar del deporte como pocas.

La Zurriola repleta de corredores
La Zurriola repleta de corredores

En la B/SS vas a sentir emociones que seguramente no has experimentado en otras carreras. Las sentirás desde por la mañana, cuando vayas camino a la frontera en cualquiera de los trenes atestados de atletas, hasta que llegues a la meta en el Boulevard donostiarra, entre dos murallas de un público que cuesta imaginar.

Atrás habrás dejado ese ambiente tan especial de la salida en el pequeño barrio irunés de Behobia, tan estrecha como fluida y animada, los largos minutos de calentamiento y camaradería atlética, unos servicios que te habrán puesto las cosas mucho más fáciles y agradables, el emotivo inicio de la carrera de los atletas en silla de ruedas o handbike, las calles de Irun cubiertas de gente o la subida al Alto de Gaintxurizketa, que tal vez te recuerde a una etapa pirenaica del Tour.

A partir de ahí, te espera un recorrido renovado, ya que en la edición 50 de la B/SS se recuperó su trazado inicial, el de 1919, que discurría por la carretera N-1, más uniforme, así como ‑cuestión importante- más accesible a los diferentes servicios y más seguro. Tras la experiencia de 2014, con una inmejorable acogida, es un recorrido que esperamos se mantenga por muchos años; con nuevas referencias como el bullicioso paso por el centro de Errenteria y el pequeño Alto de Capuchinos, el paso por Antxo o la nueva subida al Alto de Miracruz, desde donde los aplausos y las voces de ánimo son ya un pasillo continuo hasta el final. Un pasillo humano que te va a emocionar, más aún cuando comiences tu bajada final hacia el barrio de Gros y luego hasta el paseo marítimo de la Zurriola y en la línea de meta. Una llegada vibrante y espectacular que no podrás olvidar, en pleno corazón de la capital guipuzcoana.

Los inicios
1919-1926

La prueba fue preciosa y constituyó un verdadero acontecimiento deportivo que fue admirado por miles de almas.

Aunque pudiera parecerlo, el párrafo anterior no se refiere a la última edición de la Behobia - San Sebastián. Es simplemente un extracto de la crónica del diario independiente "El Pueblo Vasco" sobre la primera edición de la carrera, celebrada el 30 de marzo de 1919, resultando vencedor el legendario elgoibartarra Juan Muguerza, que marcó un tiempo de 1h 17m 50s, por delante de una veintena de heroicos atletas.

En aquella crónica de "El Pueblo Vasco" se puede leer sobre algunos curiosos pormenores de la organización:

Loinaz, en unión del cronometrador y del juez árbitro, en el automóvil de los señores Olasagasti y Ambille... el delegado de la Federación Atlética Guipuzcoana, Excmo. Sr. Gabriel María Laffitte, con los doctores Asuero y Uzcanga en su auto."

Y sigue la crónica con curiosidades de la época:

El conocido banquero don Andrés Peña ha donado una moneda de oro, de cinco dólares, para el primero que pase por su finca de Ategorrieta ‘Toki Alaia’ (pasado el Alto de Miracruz) (…) muy buena organización, aunque hay quejas del público, que no colaboró mucho."

corredores salida
Corredores en la salida de la prueba en Cuenca

Tras el éxito de la primera edición se celebraron siete ediciones más, todas en años consecutivos. La edición de 1920 llegó al campo de fútbol de Atocha, "gentilmente cedido por la Real Sociedad".

Grupo de corredores en la salida
Grupo de corredores en la salida

El francés Henri Dalière coronó Gaintxurizketa a los 27'55, con Muguerza a doce segundos; hizo el recorrido sin fatigarse y sometido al método de aspiraciones que le pedía el cuerpo. A muchos ofreció sensación de cansancio..."

En la tercera edición la llegada fue de nuevo en Atocha. Y de nuevo se impuso el francés Dalière, aunque no pudo mejorar su record.

La cuarta B/SS se celebró con un tiempo magnífico que permitió formar "una pintoresca caravana de 'suiveurs' en autos, motos, ciclos y demás cacharros rodantes...", según la crónica de Raffles en "El Pueblo Vasco"

En la quinta edición, en 1923, se impone por segundo año Serafín Ulecia, a sólo dos segundos del record de Dalière. En esta edición participaron seis atletas del otro lado de la frontera, tres del Biarritz Olympique y tres del Aviron Bayonnais.

En 1924 se modifica el punto de partida para hacer que los 20 kilómetros se cumplan frente al casino del Gran Kursaal. El ayarra Juan Manuel Azpiroz, del C.D. Añorga, se erige en fácil vencedor. Dice la crónica que hubo un enorme gentío en Irun, Rentería, Pasajes y en la meta.

En 1925 se puede leer, hablando ya de la organización de la VII Behobia-San Sebastián:

La escasez de pruebas durante el presente año en el calendario guipuzcoano hace que la afición al pedestrismo se haya mermado de manera alarmante para su causa."

El bilbaíno Salvidegoitia no tuvo rival. Fidel Acebal, asiduo a la carrera y varias veces segundo, con problemas en el calzado "hubo de prescindir de sus zapatillas mediada la carrera y aun así fue segundo."

El premio - un reloj de pulsera - que Irungo-Atsegiña ofrecía al que pasara primero por delante de su local, fue ganado por Cialceta, que luego se agotó. Esto mismo sucedía en años anteriores con los que se "quemaban" por ganar ese premio. El año siguiente la Federación prohibió los premios especiales durante el recorrido.

La última edición de esta primera época se celebró el 28 de marzo de 1926. Fue la octava. Los organizadores, en su afán de realzarla, buscaron atletas de fuera. Y junto a corredores vizcaínos, grandes vencedores del año anterior, trajeron al mañico Dionisio Carreras, figura del maratón, noveno en los Juegos Olímpicos de 1924 en Paris. La llegada fue de nuevo en Atocha. Sobre aquella prueba la prensa decía:

En medio de una barrera de gente, pasaron los corredores Carreras, Campo, Salvidegoitia, Ruiz y Cialceta a los 7'38'' por la Plaza San Juan de Irun. En Buenavista el bilbaíno Campo caza al aragonés y corona el Alto de Miracruz en 63'19'' con seis segundos sobre Carreras. El gentío es enorme. La lucha es colosal entre Campo y Carreras, y al final éste logra aventajar a su rudo rival y fresquísimo llega a la meta, siendo ovacionadísimo".

Con aquel triunfo terminaba brillantemente la primera época de la Behobia.

Llegada de los corredores a Atocha
Llegada de los corredores a Atocha

Segunda época
La carrera por relevos

El 29 de marzo de 1936 vuelve a resucitar la Behobia-San Sebastián bajo otra modalidad: por relevos para equipos de cuatro corredores que debían correr cada uno cinco kilómetros.

La primera edición la ganó Euzko-Gaztedi de Zarautz, con un equipo formado por Soraluze, Laurgain, Arritokieta y Unzueta, que empleó 1h 07m 29s.

El golpe militar de 1936 y la subsiguiente guerra interrumpieron la continuidad de la B/SS hasta el 13 de abril de 1941, cuando volvió a celebrarse ganando la Real Sociedad de Fútbol de San Sebastián. El equipo compuesto por José Beloqui, Luis García, Miguel Sucunza y Emilio Navarro tardó 1h 09m 28s.

Al año siguiente vuelve a ganar la Real Sociedad en la prueba celebrada el 5 de abril de 1942, con un crono de 1h 10m 07s.

Hasta 1949 no se vuelve a celebrar la duodécima edición, tercera por relevos. Vienen equipos franceses y es el Club Athletique Municipalde Bordeaux el que gana y establece un nuevo record, en 1h 05m 32s.

Se produce una nueva interrupción hasta el 13 de mayo de 1951, cuando gana el equipo de la Association Sportive Montferrandaise, 1h 5m 19s, seguido del C.A.M. de Burdeos y de la Real Sociedad.

Hasta el año 1963, coincidiendo con las fiestas del 150 aniversario del derribo de las murallas donostiarras, no se vuelve a celebrar una nueva B/SS. La carrera constituyó un gran triunfo del equipo militar C.A. Jaizkibel, que estableció un impresionante record: 1h 01'26''.

Época moderna
La carrera popular

El 30 de marzo de 1919, Juan Muguerza venció en la primera Behobia - San Sebastián, prueba que con el tiempo sería la más importante de todas las organizadas por el Club Deportivo Fortuna y una de las mejores del calendario europeo en su distancia.

Sin embargo, si hay un año que ha marcado la historia reciente del C.D. Fortuna y de la propia carrera, ése es el 1979. Pancho Gómez, veterano atleta, socio y antiguo directivo del Club, bien secundado por su amigo Remigio Tellería, propuso a la joven directiva recuperar una carrera de la que se había casi perdido la memoria: era de nuevo la Behobia - San Sebastián, que acumulaba entonces sólo catorce ediciones en 45 años (1919-1963).

La edición de 1979 - la número 15 - apenas contó con mil participantes, pero eso supuso en aquel momento un éxito tan grande como inesperado. La carrera fijó su llegada en la calle Igentea, al final del Boulevard y tras el edificio del ayuntamiento, donde se instaló un sencillo tablado para la entrega de los trofeos. Los jueces sufrieron para tomar los tiempos de forma manual a la totalidad de atletas.

Pocos años después y ante el aumento constante del número de participantes, la llegada se trasladó al propio Boulevard, en su antiguo trazado junto a la Parte Vieja. Hubo que aguzar el ingenio y crear un sistema de calles de llegada, en cuyo inicio se anotaban los tiempos y al final los dorsales. Todo, incluso la clasificación, se hacía a mano, hasta que llegaron los tiempos de la informática a mediados de los años 80. Son los años del primer ‘Rey de la Behobia’: el madrileño Alfonso Álvarez Valera, ganador cinco veces entre 1981 y 1987.

Luego llegarían figuras como el recordado azkoitiarra Diego García, vencedor en 1992 y 1994, y el otro ‘Rey’, el también madrileño Alberto Juzdado, con sus cinco victorias entre 1995 y 2004. Suyo es el récord absoluto: 59 minutos y 19 segundos, en 1996. Ese mismo año, una edición sensacional de récords, Rocío Ríos dejó la mejor marca femenina en 1:08:54

1995 fue el año en que se cerró el brillantísimo ciclo de María Luisa Irizar, la corredora andoaindarra que ostenta con todo merecimiento el título de única ‘Reina de la Behobia’. Suyas son nada menos que siete victorias, en una impresionante sucesión de éxitos que comenzó en 1980.

Antiguo Equipo de relevos del Fortuna
Equipo relevos del Fortuna
Llegada situada en el Kursaal
Llegada en el Kursaal
Pancho Gómez
Pancho Gómez

Cabe recordar a otros grandes de la carrera como Peio Garin y sobre todo su hermano Juan Mari, vencedor en 1980,1988 y 1990, y aún asiduo participante en el grupo de cabeza; o José Miguel Irazu, ganador de la primera B/SS de la época moderna en 1979.

En los años 1997 y 1998 el Boulevard estuvo cerrado por obras y la Behobia instaló su meta en el Paseo de la República Argentina, junto al río Urumea, no sin dificultades de espacio, ya que el número de participantes seguía creciendo. Volvió al nuevo Boulevard en el año 2000, donde tiene su llegada desde entonces.

Alfonso Álvarez
Alfonso Álvarez
Diego García y Alberto Juzdado
Diego García y Alberto Juzdado
Maria Luisa Irizar
Maria Luisa Irizar

Después de dos intentos fallidos en los años 2000 y 2001, en la edición de 2002 se consiguió un control efectivo de tiempos mediante el chip personal, con el sistema Championchip. Desde entonces, cada corredor tiene su tiempo real de carrera. Eso cambió la B/SS y en particular la salida, ya que desde ese momento dejó de ser el gran problema: se acabaron las prisas, los empujones y los tradicionales nervios y prisas por salir cuanto antes.

Con su continuo crecimiento y mejora, la Behobia - San Sebastián se ha convertido en todo un referente para el atletismo popular, generando además en su entorno un gran número de pruebas y contribuyendo a fomentar la afición atlética.

En 2002 alcanzó la cifra de 11.000 participantes, completándose por primera vez el cupo máximo previsto y quedando fuera cientos de corredores. En los años siguientes se completó siempre el cupo de inscripción, quedando muchos atletas sin poder participar. En 2014 se llegó a la cifra de 30.000 participantes y desde entonces se supera cada año.

El recorrido, el buen ambiente, el calor de un público entendido y siempre numeroso, una gran llegada y una buena organización son sin duda las claves del éxito anual de esta gran carrera.

Rafael Iglesias
Rafael Iglesias
Chema Martínez entrando en meta
Chema Martínez entrando en meta

Noticias

58ª Behobia - San Sebastián

25899 participantes de las 29639 personas inscritas se han animado a acercarse a la salida en la 58 edición de la Behobia-San Sebastián, suponiendo un 12,62% de bajas. Han alcanzado la meta 25636 participantes, habiéndose retirado de la carrera 253 personas. De todas las personas que han llegado a meta 1327 han sido descalificados.

Leer más

La movilidad eléctrica de TotalEnergies, en cabeza de carrera

TotalEnergies, uno de los patrocinadores principales de la Behobia – San Sebastián, dispone de un servicio ‘llave en mano’ para acompañar a sus clientes en el camino hacia un transporte más sostenible.

Leer más

Rueda de Prensa Técnica 2023

Esta mañana, 7 de Noviembre, ha tenido lugar la rueda de prensa técnica de la 58ª Edición de la Behobia – San Sebastián (B/SS), en el Polideportivo Municipal Pío Baroja.

Leer más